María x Abel

360º o el círculo perfecto

¿Cuántos aspectos de una boda se pueden controlar?
Muchos más de los que pensamos y menos de los creemos. La experiencia nos enseñó, antes de llegar a las bodas, que aquello que esté en tu mano controlar, hazlo. Lo que no dependa de ti… deja que sea libre. Algunos must del espíritu de agencia con el que Carmen inició este proyecto, se mantienen en todos los proyectos. También en las bodas, tenemos briefing y timing.
Si fotógrafo o videógrafo trabajamos con esta información, ¿cuántas cosas lleva un organizador de bodas? Nuestra admiración absoluta a estos profesionales. Desde aquí un consejo, existe la figura del wedding planner del día de la boda, miradlo, es muuuuy interesante. Tres-sesenta fueron los encargados de planificar ésta.

María es diseñadora de interiores y su estudio InPass, realizó la reforma de La Masía Les Casotes. Su boda fue allí y por supuesto, tuvo una decoración excelente por discreta y elegante. Mucho gusto en la elección de las piezas que cargaban de personalidad el espacio y sin embargo, no robaban protagonismo a los elementos principales, la decoración floral.

Para los preparativos de la boda, Inpass tiene un producto que nos ha parecido realmente atractivo, (también por lo que hemos visto en otras bodas): el lavado de cara de las casas de los padres. Sí, pequeñísimas reformas o intervenciones en los espacios donde habrá foto y vídeo (salón, habitación, baño, jardín, etc.) ¿Cuántas madres han pintado, cambiado las cortinas, llenado e flores la casa cuando se casan los hijos?, jejeje.

María y Abel son dos perfeccionistas. Abel es un metrónomo humano y María, detallista al milímetro. ¿Recordáis la intro de Downton Abbey? (la dejo aquí justo en ese momento) Imagino que así montaron sus mesas 😀 Ellos seleccionaron con ese afán de excelencia los profesionales que trabajamos en su boda, por lo que Carmen y yo nos sentimos etenamente agradecidos.

 

Os cuento cosas y detalles sin los que no podréis vivir:
Junio es un mes muy bonito para casarse, sobre todo para bodas de día en Masía Les Casotes.
Un vestido de novia con esa cola que deje libertad de movimientos y ¡bolsillos! Bravo Navascués Mirad la foto del baile y esa cola, precioso.
El tocado, una delicadeza de Higinio Mateu
A maría la maquilló Color On Top
Un traje a medida de novio es lo máximo. Abel confió en Scalpers
La floristería elegida para la iglesia y Les Casotes fue La Rosa Blanca, quien aunó las instrucciones de María con su estilo súper creativo.
La organización estuvo a cargo de María y su empresa Tres-sesenta
El vídeo, de nuevo con nuestros queridos Adam y Dani de Micrea
El coche, un Chevrolet Belair del 57 es una joya familiar, ¡¡qué pasada!! Sobre este elemento, giró la creatividad gráfica de la boda. Los meseros, de hecho, eran nombres de modelos clásicos de Chevrolet.