Si buscas a Amanda debes saber que es Aitor y es Carmen, un equipo. Dos. Además, somos pareja.
Antes de que nuestra hija mayor  llegara, la vida era muy rápida, llena de café, comida preparada y trabajo compulsivo.
Ahora somos slow, disfrutamos sentados en un banco al sol en invierno, cocinando e inventando canciones.

En 2011 creamos Amanda la Dreamhunter, nuestro alter ego y estudio creativo: Aitor Aranda, fotógrafo de vocación tardía y Carmen Córder, diseñadora de aptitud temprana. En 2015 nació Bebé, quien lo removió todo y nos convirtió en padres full time por turnos. En 2018 llegó nuestra segunda niña, Croqueta, y hemos tocado el cielo.
Seguimos siendo los mismos sólo que, más humanos y con la obsesión controlada.

Desde entonces, hemos elegido un nuevo rumbo de vida y vamos con paso firme hacia las metas: Aitor fotografiando con mimo bodas, niños, familias o pequeños encargos audiovisuales; Carmen, en la dirección artística e ilustración de proyectos sencillos que nos hacen vibrar.

A continuación, los datos de suprema importancia: a Carmen le gusta el té negro y a Aitor, el capuchino; no rechazaríamos un trozo de tarta casera; descubrimos que las galletas bretonas con sal, los Lindt Grand Plaisir y Netflix, son adictivos; Bebé nació en la semana 40+0 y Croqueta en la 39+6; Link (14 años), es un border collie tricolor, blanco, negro y fuego mientras que Happy (12), es blanco y negro; y Úrsula (10), una gatita callejera tricolor que no se quiso ir de casa.